Introducción

El Colegio Notarial de Asturias, como el resto de los Colegios Notariales de España, es una Corporación de Derecho público, amparada por la Ley y reconocida por el Estado, con personalidad jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines.

Son fines esenciales de estas Corporaciones la ordenación del ejercicio de la profesión, sin perjuicio de las atribuciones del Gobierno, del Ministro de Justicia y de la Dirección General de los Registros y del Notariado, la representación exclusiva de aquélla, la defensa de los intereses profesionales de los colegiados y el cumplimiento de la función social que al Notario corresponde.

Los Colegios Notariales, para el ejercicio de sus fines, tienen atribuidas con carácter general en su ámbito territorial, las funciones de colaborar con la Administración, a solicitud de la misma o por propia iniciativa; estar representados en sus Consejos u Organismos consultivos cuando proceda; organizar actividades y servicios comunes de interés para los colegiados en el orden formativo, cultural, asistencial, de previsión y otros análogos.

El notario es un funcionario público y, simultáneamente, un profesional del Derecho, que ejerce una función pública para proporcionar a los ciudadanos la seguridad jurídica que promete la Constitución (art. 9º) en el ámbito del tráfico jurídico extrajudicial.

El notario tiene una formación jurídica contrastada, no sólo porque es siempre licenciado en Derecho, sino porque además es seleccionado mediante unas rigurosas oposiciones que garantizan su formación, y que los Colegios Notariales procuran actualizar y poner al día constantemente.

El notariado español está integrado en el llamado notariado latino, asociación internacional que agrupa prácticamente a todos los notarios del continente europeo (Alemania, Francia, Italia, etc.), incluidos los países procedentes del Este (Rusia, Lituania, Hungría, Repúblicas Checa y Eslovaca, Eslovenia) y estando en trámite de incorporación los restantes, gran número de países africanos, de los que el más recientemente incorporado es Sudáfrica, todo el continente latinoamericano, más la provincia de Quebec en Canadá, y de Louisiana en Estados Unidos, Turquía y Japón en Asia, y está en creciente expansión, que pronto totalizará cerca de cien países, todos con un notariado similar, formado por profesionales libres, investidos de la facultad de dotar de fe pública o autenticidad a los actos en que intervienen y que garantizan a los particulares la seguridad en las transacciones. Los notarios en España, unos dos mil trescientos, son profesionales que gozan de la estima del público en general y están repartidos geográficamente por todo el territorio español, por lo que le será fácil encontrar alguno cerca de su domicilio, en el que depositar su confianza. Los notarios están organizados por Colegios, que les apoyan en su función y al tiempo controlan su actuación, todo bajo la supervisión del Ministerio de Justicia.

 

Plaza Alfonso II el casto, 12 33003 OVIEDO

Télefono 985 213 008 Fax 985 208 245 colegio@asturias.notariado.org

Derechos reservados 2010©